Temas

viernes, 26 de octubre de 2012

Cuando se piensa en ser mamá...

No todas las mujeres sienten la llamada de la maternidad en algún momento de su vida ni todas en el mismo momento... de hecho yo no sé si sentía la llamada de la maternidad, pero si llegó un momento en que me sentía que me faltaba algo en mi vida, me sentía como perdida, sin rumbo... y no fue hasta que no hice un curso de primer nivel de reiki cuando descubrí durante la sesión que lo que sentía que me faltaba estaba relacionado con el AMOR y me dí cuenta que en lo más hondo de mi ser deseaba ser madre. 

Supongo que el ritmo de vida que llevamos hoy en día nos hace pensar más en el día a día y no estamos atentos a las señales que nuestro propio interior nos envía. Otro aspecto que creo que también influye es nuestro tiempo de ocio... mientras somos jóvenes cada vez dedicamos, y damos más importancia, a nuestro tiempo de ocio y nos cuesta renunciar a él por tener "demasiado pronto" a nuestros hijos. 

Así que a veces, en la pareja es el hombre el que siente antes las ganas de ser padre que la mujer. Y es él el que tiene la iniciativa y "convence" a su pareja para crear una familia... Pero a lo mejor esa mujer no está preparada, o no ha interiorizado que realmente tenga ganas de ser madre, no ha sentido esa llamada de la maternidad o del reloj biológico. Creo que si una mujer no siente las ganas de ser madre no debería querer hacerlo hasta que realmente lo sienta... al fin y al cabo los cambios que se experimentan una vez se quede embarazada, tanto a nivel físico, emocional, hormonal, etc. serán en su cuerpo, en su persona, en su ser. Y cuando nazca la criatura, a quién realmente le cambia la vida es a la madre, por mucho que el hombre se involucre en la paternidad y, ojo, cosa que apoyo totalmente. Pero las preocupaciones de una madre por su bebé, su hijo/a, son infinitas: porque no duerme, porque no come, porque llora, porque no habla, porque no rie, porque se mea encima y ya no lleva pañal, porque no tiene amigos,... etc. y tantas otras cosas... y nos hace a veces estar en un sinvivir. Las madres nos preocupamos por los hijos y eso va en nuestra naturaleza, así que si no tenemos interiorizado que realmente es nuestro momento a lo mejor es porque no ha llegado.

Así que, animo a toda mujer que quiera ser madre a que viva la experiencia intensamente... y a quién no desee serlo todavía que no tenga prisa, que viva la vida intensamente que ya llegará ese momento en el que se dé cuenta que realmente siente esa llamada a la maternidad, o no. Al fin y al cabo la naturaleza nos creó a las mujeres para albergar la vida, y en un momento u otro yo creo que todo el mundo sabe si quiere ser madre y cuando.

Un beso muy gordo a todas las mamás y a todas las futuras mamis que pronto tendrán a sus pequeñines en brazos. Y a las que todavía no quieren ser madres también ;)



2 comentarios:

  1. Una vez más, totalmente de acuerdo contigo. Yo creo que la llamada de la maternidad y el deseo de verse cumplida debería ser vivida por todas las mujeres. Es descubrir un nuevo y apasionante mundo, en el que cada día sientes que eres las mujer más feliz del planeta y que tienes más paciencia, más amor, más de todo de lo que te podías haber imaginado nunca para entregar a esas personitas que dependen totalmente de ti.
    Yo aun sigo sintiendo esa llamadita y me da pena que seguramente no volverá a verse cumplida de nuevo... :(
    Yo tb envío un beso a todas las mamás, a las futuras mamás y a las que todavía no quieren serlo (me ha gustado esto :-) jijiji)

    ResponderEliminar